Visita del Sahara cancelada. Desde mi ventana.

Adriana Guerrero – África

Todo parecía apuntar a que el espectáculo del “Vals Alejandra”, ofrecido por algunos edificios en varias ciudades y pueblos, tambaleándose en sincronía maravillosa, había sido todo un éxito!

Tanto así, que se difundió la noticia de que muy pronto recibiríamos un visita… “Una tormenta de arena del desierto desde el Sahara”. (Si, así es como se leía)

El único problema es que en realidad no estaba claro a ciencia cierta de qué se trataba la noticia.

Muchos, jamás habían escuchado la palabra tormenta de arena, por estos rumbos.

Consiste en una nube gigante de arena, polvo y para terminar, añadiduras que en la travesía desde tan lejos, se van enredando.

La visita fue cancelada sin aviso o disculpa alguna.

Seguramente a medio camino se enteró por las noticias, de la situación que atravesamos en estas tierras de bugambilias y agaves. Hoy tierra de sinsentidos y aberración. (con bugambilias y agaves también) y decidió darse la vuelta y cambiar de rumbo o deplano difuminarse y morir en medio del océano. (No la culpo)

El día de ayer, ocurrió una de las mas cruentas balaceras, a la usanza de los famosos y sanguinarios gangsters de la historia, el jefe de la policía de la ciudad de México fue emboscado y baleado con armas extremadamente sofisticadas y poderosas, él, sobrevivió, pero ésto nos da una idea de cómo estamos secuestrados por las mafias y el crimen organizado.

El número de infectados por el virus, ha sobrepasado los 210,000 y estamos ya por los 26,000. muertos, multiplicado por cuatro de acuerdo a fuentes mas fidedignas extranjeras y de investigación ciudadana.

Así como la vida tiene sus olores; de sudores, alientos, secreciones, hojas, madera,cuero de perro, plumas de pato, también la muerte lo tiene y yo, desde mi ventana la huelo de noche.

las chimeneas de las cámaras de incineración de varios crematorios alrededor, trabajando dobles turnos, para entregar los pagarés presentados con fechas de vencimiento, que nadie ha sido capaz de alterar, nos hacen callar y desnudarnos de egos y de vanidades. Muchos hombres se están diseccionando, una parte en humo, la que va al cielo a rendir cuentas y otra parte en cenizas, que se queda en la tierra a alimentar la vida por comenzar. Una verdadera revelación divina.

La incertidumbre es lo mas difícil de superar.

Yo, mientras tanto sigo enfrentando el encierro y me aferro a escribir mis notas y las de otros como si fuese la hora de los testamentos, las confesiones y los perdones. La noción de que no somos eternos nos ha cruzado en estos días, como una puñalada mezquina y nos hace ser un poco ridículos y nostálgicos. Aún las mentes pragmáticas y corazones recelosos como el mío lo son.

Hay mucho que escribir, por suerte. tiempo me sobra, espero.

No he podido encontrar un principio y por eso escribo pedazos no uniformes y de todos colores como las colchas de las abuelas que pegaban pedacitos y las iban agrandando según la criatura se estiraba.

Espero encontrar el principio, por lo pronto, estas son las cosas que pasan en los tiempos del covid, desde mi ventana.


-¿Qué es morir?

-Morir es

Alzar el vuelo

Sin alas

Sin ojos

Y sin cuerpo.

Elias Nandino

Puntuación: 5 de 5.

Un vals. Desde mi ventana

Hoy, desde mi ventana pude presenciar un baile de tabiques, concreto, escaleras y edificios.


Por un instante me pareció estar siendo testigo de uno más, de esos eventos comunitarios enternecedores donde todos los vecinos se coordinan para brindar un espectáculo de balcones y ventanas, y al unísono cantan, bailan y se dan ánimo en éste “los tiempos del Covid19”.

Nunca pensé que las cosas también tuvieran sus corazoncitos escondidos y a veces quieren ser parte de los hombres, sus alegrías, y sus tristezas.

El vals de esta mañana “Alejandra” , es de un compositor mexicano con un gran talento como tantos, el mazatleco Enrique Mora Andrade . Mi madre que es cultivada en ese tipo de música y otras “bellas artes” lo reconoció de inmediato.

Vals Alejandra

Fue tanta la emoción que se sentía en las calles, que sin importar la pandemia, todos salimos a ver el espectáculo, algunos dejaron escapar un par de lágrimas y sollozos. los árboles y postes también se contagiaron de entusiasmo y se unieron al evento!

Lo único que no me gustó, fue que la mayoría olvidamos vestirnos A doc para tan especial ocasión (una lamentable falta de respeto).

Yo salí con una camiseta larga y mis pantuflas al revés. Pero otros estaban peor, así que no le di importancia. Fue hasta que terminó el baile que finalmente, puede sentir un poco de vergüenza.

Una vecina, regresó corriendo por su perrita que había olvidado en casa y ladraba furiosa (y con mucha razón).

Después, me enteré que la cosa comenzó en Oaxaca y que en el inmesurable entusiasmo se salió de control y algunos edificios sufrieron daños pequeños y algunas personas también.

Es posible, que quede restringido el uso de vías públicas para este tipo de eventos. 😥

Pasando a otro tema, lo de la pandemia está cobrando una cuota muy alta, ya nos sentimos desgastados y los ánimos decaen.

Si hay algo que debo reconocer positivo en estos meses, es que estoy aprendiendo a estar sola.

Nunca lo había estado, he vivido en matrimonio desde muy chica y me daba mucha angustia sentirme sola.

Lo estoy superando poco a poco y me está gustando mi paz y mi “mimisma“.

Una “mimisma” que no había tenido la paciencia de escuchar y darle atención.

Entonces, comencé a escribir, algo que desde niña disfrutaba, pero que la vida y las hazañas de esta alma y cuerpo inquietos, en ocasiones poseídos por el espíritu de mi abuela traviesa, aunado con un toque de música, vino, labios de rojo, tacones, amores y decepciones! todo este cauce de locura que corre, ya cada día más lento. No me permitían conocer.

Hoy siento la paz en esta soledad y he podido escuchar esta “mimisma” que comparto con mis seres queridos, y dejo como testimonio a mis grandes amores; Alejandro y Regina.

Postdata.

Tengo un vestido que se mete en un segundo por la cabeza, en el perchero de la entrada, por sí acaso debo salir corriendo de nuevo.

AG


Puntuación: 5 de 5.

Llanero Cantor

Llanero cantor, Te dedico esta narración que surge de los tan lindos recuerdos de mi época de huarachitos y alpargatas.

“Porque siempre me has querido como soy”.

Gracias por invitarnos en tus expediciones llanero, fueron unas aventuras de verdad.

La supercombi 🚐 nunca nos falló. Un poco indiscreta con su prprrprrrprprrrrprr y su pum! Ocasional, que sin embargo, no lograron apantallar tus cantos… ni los nuestros, fue ahí donde descubrí, que el don del canto no se me había otorgado, mejor escribiría y pintaría.

Aquí 🎵🎶 Michuuu,🎶, aquí Michuuu🎶 con mi burrita, que aunque vaya enojadita, porque no le di su alfalfa 🎵🎶 porque no le di su maíz,🎶arre,arre, mi burrita, que ya vamos a llegar, 🎶🎶🎶…

Pero lo que más disfrutábamos, era el mundo para niñas que construiste dentro! Que gran idea haber quitado los asientos y poner una gran colchoneta, además de que amortiguaba los trancasos de mi hermana y yo, que viajábamos atrás, nos hacía sentir como en las cámaras de prueba de los astronautas que levitan a gravedad cero cuando se te pasaba un tope o un bache!!! Volabamos, rebotabamos y nos reíamos más!!! Entre la colchoneta, almohadas, peluches, muñecas y otros juguetes.

Así se veía todo en esa época, “cuando miraba el mundo a través del corazón“.

En mi infinita imaginación, llegamos por lugares tan lejanos que podía ver las cobras encantadas y los elefantes y tigres que como experto llanero y explorador, esquivabas con astucia, el cocodrilo gigante!, fantasmas y apariciones también! que manera de volar la mente y vivir las cosas de fantasía, que sólo a esa maravillosa edad se puede. Nunca más volvería a pasar.

Alma llanera

Con especial afecto, recuerdo la hielera amarilla con “suplementos alimenticios” (llena de comida chatarra) era lo mejor! Todo un festín! Ese secreto te lo guardé hasta hoy, ante los demás, mi hermana y yo comíamos verduras, frutas y carne en los viajes con papá. Solo una vez se te pasó la mano con el medio litro de helado en la plaza de Oaxaca, de todos los sabores para cada una y que no voy a detallar.

Menú del día.

A escoger:

  • Gansito
  • Mantecadas
  • Pingüinos
  • Galletas
  • Submarinos
  • Quick de chocolate
  • Hot dogs o sandwich
  • Boing o frutsi, de diferentes sabores
  • De botana Sabritas Doritos o cacahuates!!!!
  • Y muchos!, pero muchos! Chocolates!

Actividades a bordo:

  • Competencia de canto.
  • Cuenta un cuento.
  • Historias maravillosas y de tesoros encontrados del llanero.
  • Encuentra la mosca con el lunar en la nariz del árbol en la punta de esa montaña.
  • Adivinanzas.

Hora de dormir.

Pa…. Ya vamos a llegar? Si ya casi, pasando esas montañas.

Cuántas aventuras y momentos felices pasamos juntos recorriendo pueblos, ciudades, valles y selvas en la supercombi!

Gracias pa, por esos momentos en que pude ser una niña de verdad y por tu cariño infinito.

Cuando pase la pandemia vamos a ir a pescar, me llevo unos pollos rostizados por si las moscas.

Tu hija que te quiere con todo el corazón.

AG

Su majestad la concha

La concha es a la reina como la apastelada a la………?

Con la legítima potestad de quien conoce la panadería mexicana desde lo más profundo de las entrañas de su madre y ella de sus propios padres y que además ha pagado el precio de haberse comido por lo menos una de las bolas de masa cruda en cada uno de los encuentros de mi abuelo con la repostería, sin importar los entuertos y empachos, cosa que hice con tal pericia, que pienso, nunca se habrán dado cuenta, o mas bien, considerando que ya la sentencia cumplida, era tan dura… mi viejo no dijo nada.

Había que juntar los bultos contiguos para esconder el hueco faltante. (Asimismo hago hoy en día con mis tristezas)

Mi abuelo batallaba con la masa al más puro quijotesco modo , era como si de esa batalla, su vida y la de su dulcinea, dependieran. Ella lo miraba de lado, por dentro gritaba las porras que si dejase salir de su boca, podrían distraer al valiente caballero y hacerlo perder la pelea. Ella, mejor, pacientemente, con su cara enrojecida, por el calor de un horno inquisidor y las pasiones que se revolcaban ahí dentro de esa cocina, esperaba siempre lista, para meter las charolas al horno y sacar el pan horneado en el momento que se habían vencido por completo. Dulcinea le lanzaba una sonrisa limerente y él peleaba más duro!

Estaba prohibido entrar y salir del campo de batalla, según ellos, el pan se desinfla, pero yo creo que no dejaban salir los espíritus de los sentenciados, para evitar algún maleficio y se aseguraban que éstos se cocinaran con sus cuerpos de una sola.

El olor llegaba hasta mi casa y aquella cocina de los abuelos, ya pasado todo, parecía mas bien una sala de cuneros con recién nacidos en sus envoltorios de todos los tamaños, formas y colores.


Algunos de los nombres de nuestra variedad de panes y bizcochos mexicanos.


Si quieres conocer los nombres de la gran variedad de panes y bizcochos de la mesa mexicana haz click en el botón

Se dice que esa habilidad de la rubia como compañera de batallas (no solo en los asuntos de la masa, sino de las inclemencias de la vida misma), junto con las miradas que le lanzaba, hicieron que ese hombre pasara por este mundo tan solo para admirarla y quererla por toda la vida”.

Dicho lo anterior, puedo y aquí certifico, LA CONCHA” es el pan más sabroso y degustado en las meriendas de los mexicanos, sin distinción de rango o calidad moral.

Su seguidora, LA PRINCESA CAMPECHANA”, educada con los más sutiles modales, se considera casi intocable, se requiere de talento y precisión para no desmoronarla o herirle los sentimientos, nomás de verla, se puede despertar una tragedia, es caprichosa y en ésto, muy similar a su pariente “LA APASTELADA” aunque de mayor rango esta última.

Estos tres personajes, formaban el motivo principal de las tertulias de algunos memorables domingos en casa de los abuelos.


No puedo dejar esta recopilación de mis más lindas memorias en tiempos de alpargatas y homenaje a los viejos de la mancha en mi mente soñadora, sin mencionar dos eventos muy especiales para estas tierras, sería irresponsable, y un descuido imperdonable.

Durante los días en que a los mexicanos se nos permite reunirnos con nuestros difuntos, les ofrendamos además de flores, platillos tipicos, decoraciones, y música, un pan que reúne los mas finos atributos de este arte panadero; EL PAN DE MUERTO.

En la masa, los finísimos aromas de anís, clavo, agua de azahar, se mezclan con la mantequilla, formando una migaja tan suave, que ni el mas experto comelón de pan de muerto saldrá limpio de moronas y borlitas en la comisura de los labios.
La costra, por otro lado es un poco mas firme pero al mismo tiempo lleva azúcar espolvoreada sin escatimar. Este ejemplar de abolengo y de noble ascendencia, va siempre coronado con unas bolas que todos se pelean sin saber que representan los nudillos de los huesos de quienes se fueron ya. Aquí en Puebla, los salpican de ajonjolí, pero en vez de llamarlos pecosos les dicen hojaldra.

El otro evento que tiene también como personaje principal de las mesas decentes de la tradicional familia mexicana, es la tan querida ROSCA DE REYES, extravagante y pretenciosa, adornada con frutas secas a la usanza de las más ilustrísimas coronas de las reinas de la antigüedad. Una pequeña reverencia es recomendable antes de meterla al horno.
Cabe notar, que llevan por dentro un muñequito de plástico (que alude al niño Dios escondido para salvarlo de la matanza de Herodes) que a quien le haya tocado y tenga la suerte de no haber perdido un molar, le corresponde hacer una “tamaliza” e invitar a todos los presentes el día de la Candelaria y más que nada para alargar las fiestas de fin de año lo más posible.

Prefieres escuchar el relato?

Escuchar

Podría seguir y seguir, quizá después.

No quiero ser despreciativa con tantas otras variedades, ya que, en gustos se rompen géneros, y no quisiera se me aparezca por ahí, algún bigote, o cubilete encabronado por la noche remetido en mis dulces sueños, para reclamarme no aparecer en mis relatos. (principalmente los tan temidos y dolorosos cuernos).

Si tan solo pudiera describir el aroma que el horno desprende cada que traga y  escupe, haberlo guardado en un frasco hoy respiraría suspiritos para curarme el alma y darme sosiego, como de pequeña.

Adriana Guerrero

May  10,2009

Puntuación: 5 de 5.

NASA – SpaceX. Desde mi ventana

NASA-SpaceX

Desde mi ventana.

En días pasados (30 de Mayo 2020), la NASA en equipo con La compañía espacial privada de Elon Musk, SpaceX comercial, también principal accionista de Tesla Inc., pusieron en órbita, el cohete Falcon 9 con la nave Crew Dragon, comenzando con éxito la primera misión tripulada que según Musk, convertirá a la humanidad en “una raza multi planetaria”.

Este evento da inicio a una era de viajes “turísticos” (para definirlos con facilidad), al espacio.

Yo, esa noche, desde mi ventana, ni me acordé del viento que disfruto cuando me despeina, solo miré con paciencia, atención y mucha envidia al infinito, buscando a los viajeros.

El viaje.

La promoción de arranque no fue lo que esperábamos, había rumores de un “dos por uno”, o de un… “viaje ahora y pague después”.

Nada de eso sucedió, parece que al final fue un paquete tipo “all inclusive” (todo incluido) para que los viajeros no tengan que salir de la base y se les provea de todo en la comodidad de las instalaciones de la estación espacial.

Los tours no estan incluidos en el precio, los más atractivos son:

  1. Espectáculo de lluvia de estrellas.
  2. Visita al asteroide más cercano.
  3. Excursión. En busca de objetos no identificados OVNIS.
  4. Visita a la casa de E.T. (incluye foto del recuerdo y taza con autógrafo)
  5. El único que no tuvo quórum fue; perdidos en el espacio. 😥

Bueno, todo parece indicar que el viaje ha sido muy exitoso, el recibimiento fué muy emotivo.

Para comenzar un happy hour con guirnalda de estrellitas y un martini “Estrella de Venus”.

Por si quieren probar la receta.

Se proyecta que cada vez habrá más turismo espacial.

Una estadía en la Estación Espacial Internacional (EEI) cuesta decenas de millones de dólares. Space Adventures ha transportado siete clientes hasta ahora.

Mas recientemente, el multimillonario del Cirque Du Soleil, Guy Laliberte, pagó 35 millones de dólares (mdd) para pasar un par de semanas de cosmonauta. Bigelow Aerospace dijo que coordinaría viajes por 52 millones de dólares por asiento.

Las interpretaciones de el proyecto.

De la última experiencia podemos imaginar las siguientes reacciones ideológicas de algunos grupos revoltosos basándonos en el pasado reciente.

Como siempre, los creadores de teorías de la conspiración aparecerán de inmediato, argumentando que debido a la pandemia es más bien un plan de “Sálvese quien pueda” y que solo las élites dominantes podrán escapar a tiempo.

Otros argüenderos, negando rotundamente que ésto sea un hecho real e involucrando a los medios de comunicación y autoridades de estar creando todo por medio de videos falsos y artistas pagados para generar la impresión de que los Estados Unidos siguen lidereando la tecnología como según ellos nos hicieron cuando lo del hombre en la luna.

Por último, los propagandistas del “flat earth theory” que luchan por alertar y convencer a la humanidad de que nuestro planeta es plano, realizando manifestaciones generalizadas tratando de impedir una catástrofe en caso de que la cápsula llegue al límite del cuadrado o tablero y caiga al infinito, sin esperanza de retorno.

López Obrador dijo que “eso no tiene ninguna ciencia, que solo hay que poner un cuete y prender la mecha, como el hacía en Macuspana para las fiestas del pueblo.”

Yo, por lo pronto ya comencé a ahorrar, y lo primero que haré cuando salga de este arresto domiciliario será visitar la luna. Con unas buenas baguettes y un buen vino, por si acaso es cierto que es de queso!

Puntuación: 5 de 5.

Formulario de registro.

La espera. Desde mi ventana.

Hoy, como todas las noches, abrí mi ventana y saqué la cara para recibir el viento fresco, esta vez quería asegurarme que aún está ahí.

Han cambiado tantas cosas que las tonteras y los miedos en ocasiones nos asaltan.

Volviendo al viento; ahí estaba, un viento plácido y prudente, no como en días pasados. Guardo silencio hasta contener la respiración, tratando de interpretarlo, quizá me pueda decir algo que los humanos no sabemos. Así como trato de comprender las aberraciones de este tiempo.

Ayer no escribí nada, ha sido el día más difícil de los meses que llevo encerrada. Salí de la cama muy tarde,para que el día fuese mas corto.

Después de un café y un par de galletas me quedé un largo rato en mi sillón, también sin hacer nada, hasta que finalmente un sueño salvador se apiadó de mi tristeza y me llevó de paseo por eventos extraños y sinsentido como los buenos sueños deben ser.

En esto de los sueños, cada quien tiene su propio estilo, yo a veces camino en el filo de una barda, donde una jauría de perros brincan para alcanzarme. Y entonces abro los brazos y empujo el aire hacia abajo y me elevo. Vuelo a veces demasiado alto, pero siempre me las arreglo para aterrizar.

Otro que se repite es cuando trato de cruzar una feria de juegos mecánicos, la rueda de la fortuna, la krakatoa, la montaña rusa, las canastas,etc. Calculo los tiempos exactos y avanzo con pericia evadiendo los carritos que suben, cruzan y bajan. Y yo los toreo. Olé! Nunca me ha embestido ninguno!

Ahora sueño con más peligro! que me duele la cabeza y la garganta!

Mañana será mejor!

Me voy a la cama, solo espero no tener que enfrentar, en vez de carritos y sillas voladoras de feria, bolas gigantes verdes con picos donde antes estaban las cabezas del martillo.

Prefieres escucharlo?

Puntuación: 5 de 5.

Confesiones de un robo. Para Regina

En la época en que reconstruíamos el hotel Vermont, que el abuelo Don Matías levantó en vida con mucho trabajo, tu papá y yo vivíamos en el edificio de al lado y mi ventana de la cocina daba justo enfrente de la construcción.

Desde ahí podía ver las fumarolas de arena y escuchar los gritos de los albañiles de la obra en un dialecto muy torcido, códigos y albures entre carcajadas indiscretas al compás de cumbias y norteñas.

Fue una tarde como otras, mientras cocinaba sopa de fideos, picadillo y una jarra de agua de limón, que mirando por la ventana, veo a lo lejos que algo vuela, o flota, o me lo imagino, enorme y bobalicón.

Apenas unos días atrás había visto Jurassic Park!!! Mi mente me jugaba bromas y mi corazón se aceleraba cada vez más.

Me quedé inmóvil mientras la cosa tripodactilocus enplumae blanquéatelo, se venía sobre mí.

Trate inmediatamente de tapar la cazuela del picadillo por si acaso era el olor pernicioso de mis guisos lo que traía al volador hacia mi ventana.

¡En medio del pánico y el ruido del corazón que se me quería salir, estrellé la jarra del agua de limón contra la ventana!

Eso fue lo que seguramente causo que el volador se distrajera, volteara hacia la izquierda y se diera el más feo de los madrazos que he visto de un bobalicón contra un poste de construcción.

Me olvidé de los cristales y charcos pegajosos por doquier en mi cocina y corrí hacia la puerta para escapar de mi departamento y conocer al reptibroncoavebiparo que posiblemente había escapado de algún cine cercano.

Cuando por fin llegué a la escena del madrazo, me llevé la sorpresa más grande de mi vida… ¡Una cigüeña! ¡Bueno es que era muy grande seguramente se dirigía a algún lugar muy lejano para ese tamaño de emplumado!.

Junto al pájaro gigante había un bulto que afortunadamente cayó sobre uno de los colchones que habíamos comprado para la remodelación del hotel.

No era un bulto común y corriente era redondeado, regordete y se movía.

Con miedo y todo asomé un ojo por el hueco junto al nudo y … ¡Ahí está; vi los ojos más grandes y hermosos que jamás hubiera podido imaginar! ¡Eran tan grandes que llegue a pensar era un envío de ojos, cuando de repente… se asoma un piecito también! Wow! ¡Pensé… aquí dentro hay una bebé!

Cuando logré deshacer el nudo aprovechando que la pobre cigüeña seguía en desmayo, pude tomar en mis brazos a la bebita más linda del mundo, con unos ojos olivo maravillosos y unos huequitos en los cachetes que aparecían y desaparecían con sus risotadas. Fue amor a primera vista.


Una carta dentro del bulto decía;
  • Lugar de Origen; El cielo
  • Género; Femenino
  • Carácter; Alegre y cariñosa
  • Precauciones; Inquieta, puede causar dolor de cabeza
  • Destino; Principado de Abu Yahab. Medio Oriente

Si. Ya sabes el final, no pude soltarte de mis brazos. Tomé un ladrillo de los muchos que había en el piso y lo envolví dentro del bulto junto con la carta.

Me apresuré a reanimar a la cigüeña antes del regreso de los albañiles de su hora de comida, si la encuentran ahí de seguro la hacen pollo asado para la fiesta del domingo.

La pobre cigüeña todavía muy atarantada y dando tumbos emprendió el vuelo si es que se le puede llamar así.

La pequeña princesita ha llenado mi vida de luz y de ilusión.

He puesto sin embargo un letrero en el poste del hotel que dice; “Cuidado! altamente peligroso! madrazo bajo su propio riesgo!, no devolvemos princesitas.”

Prefieres escucharlo?

Puntuación: 5 de 5.

La pausa desde mi ventana.

Asomo mi cabeza por la ventana, despacio busco el viento puro y fresco de esta noche, el miedo de que traiga algún lamento está en mi mente. Pero no, aunque el silencio es mucho peor. Los lamentos son de quienes viven, el silencio de quienes partieron.

Es Mayo, pero no estoy segura, los días y las noches ahora pasan con prisa como cuando con los dedos tuerces el remate de un libro y se resbalan las hojas que no sirven hasta encontrar la buena que aún no llega y en todo esto, me he perdido en mis pensamientos de nostalgia e incertidumbre, tratando de imaginar un futuro para todos.

Los recuerdos los evito, no me sirven por ahora, son los tiempos en que los hombres se reinventan.

Que bueno es tener una ventana, asomar mi cabeza y despeinarla. Estoy bien entonces!

Escribo por mi y por quienes sobrevivían cada día, y ya no están, para quienes se pensaban invencibles y también se han ido. Y para los que nos quedamos a recomenzar.

Si tan solo tuviera al Dios de los hombres quizá podría escucharlo cuando saco la cabeza por mi ventana. Y no tendría miedo del silencio nunca más.

AG

Escucha el audio aquí

Puntuación: 5 de 5.

Formulario de registro.